Federico Utrera.com

Inicio » Libros » Francisco Márquez Villanueva: el sucesor de Américo Castro, laureado en EE.UU y olvidado en España

Francisco Márquez Villanueva: el sucesor de Américo Castro, laureado en EE.UU y olvidado en España

Francisco Márquez Villanueva, en letra viva

Francisco Márquez Villanueva, en letra viva

“Un poco tardío”, me dice el profesor Francisco Márquez Villanueva, en conversación telefónica desde Harvard, donde es catedrático emérito de una de las universidades más importantes del mundo. Se refiere al doctorado Honoris Causa que acaba de otorgarle la Universidad de Alcalá (Madrid). Porque Márquez Villanueva, que se reconoce seguidor independiente de Américo Castro, es “el último exiliado”, según le hacen llegar sus discípulos. El icono de la cultura española en Estados Unidos es en España un gran desconocido, porque desde 1959 “cuando me expulsaron de la Universidad de Sevilla” precisamente por seguir las enseñanzas de don Américo, su vida ha sido un exilio permanente y un vacío peninsular constante.

Ahora lamenta que un contratiempo de salud, que ojalá sea breve o al menos llevadero, le impida atender la invitación que el historiador Ricardo García Cárcel le ha hecho: nuclear a un grupo de jóvenes historiadores para que pueda suscitarle dudas y preguntas y abrir nuevas líneas de investigación en torno a la historia de España.

Stephen Gilman

Stephen Gilman

Márquez Villanueva también lamenta su exclusión de las instituciones académicas españolas y de las organizaciones oficiales de la cultura en su Sevilla natal. Lo achaca al dogmatismo religioso y a su larga mano, que hace que hasta sus enemigos silencien su nombre cuando lo vilipendian. Es un heterodoxo, no tiene remedio. Al igual que lo fue su colega en Harvard, Stephen Gilman, que escribió un excelente tratado sobre la Celestina que ha caído en el olvido, cuando es “lo mejor que se ha escrito sobre el asunto”. Más de un centenar de documentos reveló el historiador americano, que sin embargo es acusado por la mediocridad rampante de no documentar bien sus escritos. La osadía sin límite de la envidia sabe hacer diana en sus mejores plumas.

Juan Goytisolo

Juan Goytisolo

Ese mismo día hablé con Juan Goytisolo también vía telefónica con Marraquech, desde donde prepara las maletas para viajar brevemente a París y de ahí a sus sempiternas vacaciones en Tánger. “Lo que España le está haciendo a Márquez Villanueva no tiene nombre. Es un ninguneo constante que nos deja en evidencia. La mediocridad se ha apoderado de la cultura española y se ceba en los mejores”, lamenta el escritor. Él como novelista, al igual que Márquez Villanueva en el campo de la investigación literaria, como Fernando Arrabal en el de la dramaturgia, o como Leopoldo María Panero, exiliado interior en el manicomio de Las Palmas de Gran Canaria, soportan con estoicismo el desagradecido recibimiento a un ocaso físico, que no mental ni creativo, al que la fortuna y la justicia deberán hacer longevo. Han sabido vivir frente a la adversidad, “contra corriente”, me dice el profesor Márquez Villanueva. Y eso les ha formado un cuerpo coriáceo frente a las vilezas e ingratitudes y un alma sensible al conocimiento, la originalidad, el talento y la belleza.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: